Las 7 claves para trabajar y estudiar a la vez

Por Mundana.

¿Crees que quienes pueden trabajar y estudiar a la vez tienen algún súper poder? Aunque no todas las personas se sientan en condiciones de lograr esta hazaña, lo cierto es que lograr un buen equilibrio entre los derechos laborales y académicos requiere de disciplina y compromiso.

También es cierto que, dependiendo del nivel del estudiante, los deberes personales y de la oficina, trabajar y estudiar a la vez puede significar una tarea imposible de realizar. Por esta razón, las universidades alrededor del mundo ofrecen becas de investigación para evitar la deserción.

La buena noticia es que el internet busca facilitarle la vida a millones de personas que intentan estudiar y trabajar al mismo tiempo, gracias a los cursos, posgrados y diplomados online, los cuales vienen incrementando su presencia virtual desde muchos años antes de la pandemia.

Pero todo caso es único y excepcional. Habrá quienes crean que trabajar y estudiar es difícil sin intentar, otros a quienes sus propias condiciones personales se lo impidan. Sin embargo, sí es un objetivo alcanzable pero que requiere de ciertas claves para no claudicar. ¿Quieres saber cuáles son?

Las 7 claves para trabajar y estudiar a la vez

¿Cómo hacer para trabajar y estudiar al mismo tiempo?

Todas las personas tenemos metas que cumplir, sueños que alcanzar como parte de un propósito de vida. Conocer las ventajas y desventajas de trabajar 8 horas y estudiar en tus tiempos libres, puede ser ese plus que te impulse a motivarte cuando las energías te fallen.

Porque si hay un tema que genera incomodidad entre muchos estudiantes es tener que decidir el trabajar y estudiar a la vez. Por un lado, están aquellos que temen no poder y bajar su rendimiento académico, y por otro lado; quienes desean retomar sus estudios creen no poder lograrlo por el trabajo.

Sin embargo, está un tercer grupo que a pesar de ver lo difícil que esto puede resultar, se arriesgan a tomar la batuta para trabajar y estudiar a la vez, porque saben que es probablemente la única alternativa que tienen para sacar adelante los proyectos personales.

Así que si piensas que para ti es imposible poder estudiar y trabajar al mismo tiempo, o si estás entre quienes lo hacen pero aún no han podido hallar la manera de no claudicar, entonces queremos dejarte una serie de recomendaciones que puedes adaptar según tu contexto y necesidades.

Efectos colaterales de trabajar y estudiar a la vez

Por supuesto, trabajar y estudiar a la vez es cada vez algo mucho más común entre estudiantes, bien sea porque desean obtener un dinero extra para la manutención personal o porque desean ir adquiriendo experiencia laboral. En ambos casos, hay que tener en cuenta el punto oscuro de ello.

Trabajar y estudiar a la vez puede ser una muy buena idea y muy motivador, pero de acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Washington que contó con una muestra de 1792 estudiantes adolescentes, si se excede de 20 horas laborales pueden haber efectos negativos.

Esto se debe a que el alumno comenzaría a procrastinar académicamente, antes que generar un equilibrio entre estudiar y trabajar al mismo tiempo. Sin embargo, aunque esto es en el caso de jóvenes, la situación no podría compararse con adultos que se están especializando.

Por ejemplo, en el caso de una persona cuya carrera estudiantil esté ligada con su actual empleo, no verá que trabajar y estudiar es difícil sino que puede ser una situación ventajosa para el desarrollo profesional, y por tanto; se sentirá más inspirada en seguir creciendo.

¿Qué se puede estudiar cuando estás trabajando?

Esta pregunta va enfocada a responder las dudas de aquellos jóvenes y adultos que desean trabajar y estudiar a la vez, aunque no necesariamente se estén desempeñando en un puesto laboral que quieran compaginar con el reinicio de la vida académica.

La buena noticia es que has decidido hacerlo en una época en la que puedes trabajar y estudiar a la vez, valiéndote de los beneficios del internet. Ya no necesitas tomar largos traslados o cambiarte de ciudad para estudiar, pues cuentas con diversas plataformas de educación virtual como la de Mundana.

Pero antes de ello, debes tomarte un tiempo contigo. Te aconsejamos que tomes papel y lápiz y hagas una pequeña lista de hobbies o temas que te apasionan, porque probablemente allí encuentres una guía. Trabajar y estudiar a la vez puede ser tu oportunidad para ser más responsable contigo.

Desde carreras en informática, carreras de pregrado, posgrados, diplomados, cursos cortos, maestrías de todo tipo… Tienes en tus manos todo un abanico de oportunidades para estudiar y trabajar al mismo tiempo. Si tienes dudas sobre si hacerlo virtual, puedes revisar los mitos del aprendizaje online.

¿Qué tan difícil es estudiar y trabajar al mismo tiempo?

Crear un balance entre trabajar y estudiar a la vez puede ser un gran reto para todo el mundo. Sería engañoso decir que es un proceso libre de dificultades, porque en ciertos puntos una de las dos puntas te exigirá más, pero si mucha gente ha logrado hacerlo, tú también podrías.

Sin embargo, queremos destacar nuevamente que trabajar y estudiar a la vez y hacerlo bien, depende en gran medida del manejo emocional de las personas, de sus propias necesidades y de una serie de factores socioeconómicos que se extienden más allá de los límites de este artículo.

Poder estudiar y trabajar al mismo tiempo es un logro positivo. Según las estadísticas de la OCDE en la postpandemia, en los países que le conforman se incrementó en 3 millones la cifras de jóvenes nini, aquellos que no van a clases, no laboran y no reciben ningún tipo de formación.

Por otro lado, muchos de quienes ya podían trabajar y estudiar a la vez han podido manejarse de manera mucho más eficaz gracias a que pueden laborar y asistir a sus cursos de manera remota. Es difícil, ¡sí! Pero al final la victoria por haber logrado tus metas habrá valido la pena.

Beneficios de trabajar y estudiar a la vez

7 estrategias para trabajar y estudiar a la vez

Aunque este sea el escenario más común para muchos jóvenes que han podido trabajar y estudiar a la vez, es aconsejable que prestes atención a las siguientes estrategias que son las que muchos de ellos aplican, para que tu esfuerzo valga la pena y puedas mantener el enfoque.

Ten un trabajo de medio tiempo

Si eres un joven que está iniciando y quieres empezar una vida equilibrada entre tus obligaciones como estudiante y tus deberes como empleado, lo mejor es que busques ofertas de trabajo de medio tiempo, que no demandan extensas jornadas y que te permiten dedicarte a tus lecciones.

Sin embargo, tenemos que advertirte que hay ciertas profesiones que exigen compaginar tus estudios con un trabajo a tiempo completo, porque así lo demanda la propia preparación académica. Un ejemplo de ello es la carrera de medicina o diversos posgrados en investigación.

Reserva tiempo

La clave para poder trabajar y estudiar a la vez está en la eficaz gestión del tiempo. Saber organizar una agenda con horarios establecidos para cada función. Tu empleo no debe pisar tu curso y viceversa, después de todo lo estás haciendo con esa intención.

Por supuesto, ten en cuenta que debes siempre reservar bloques de horarios adecuados para tus descansos y vida social.

Ten un lugar solo para estudiar

Esto también aplica perfectamente en el caso de que teletrabajes. Tener un rincón en tu hogar en el cual te dediques solamente a aprender, entrenará a tu mente a activar su enfoque cuando estés allí. Al cerebro le encantan los hábitos, así que hay que saber sacarle provecho positivo.

Por supuesto, también si trabajas o estudias de manera online, ten en cuenta que debes silenciar las notificaciones de tu teléfono y evitar las distracciones de las redes sociales, para que puedas concentrarte. También es recomendable musicalizar con algún ritmo suave y a bajo volúmen.

Haz actividad física

Aunque no te gusten tanto los deportes, siempre es bueno recordar que para tener una buena salud mental y energía se necesita del ejercicio, ya que el problema de trabajar y estudiar al mismo tiempo es que puede ser extremadamente desgastante, aunque tengas todo organizado.

En caso de que no gustes de los entrenamientos, siempre puedes optar por hacer al menos una caminata diaria de treinta minutos, la cual te servirá para drenar el estrés, respirar profundamente, despejar la mente y recobrar vitalidad para continuar en tu rutina.

Escoge una metodología de estudios que se adapte a tus necesidades

En un artículo reciente compartimos algunas de las técnicas de estudio que pueden servirte durante tu carrera, aunque estés viendo clases de manera online, para que puedas rendir al máximo. Existen diversas modalidades, pero deberás ver cuál de ellas mejor te va.

En la medida de lo posible, evita saltarte clases. Cuando trabajas y llevas un curso al mismo tiempo, debes tener el mismo nivel de compromiso con ambas partes. Por último, no olvides siempre tomar apuntes, que por mucha tecnología que utilicemos ahora, se aprende mejor cuando se escribe a mano.

Delega

Esto no solamente debes tenerlo en claro si decides trabajar y estudiar a la vez, sino para tu propio desarrollo como integrante de un equipo. Hay personas que desconfían dejarle una tarea encargada a otra persona, cuando en realidad delegar se trata de reconocer que necesitas ayuda.

¿Por qué? Porque eres un ser humano, porque es normal sentirse desbordado. La vulnerabilidad es una fortaleza que pocas personas están dispuestas a reconocer en sí mismas, además; te permitirá estrechar lazos más profundos con las personas con las que estudias y trabajas.

Busca una carrera online

Si quieres estudiar y trabajar al mismo tiempo cuentas con la gran opción de hacerlo de manera virtual, lo cual te ahorrará tiempo y dinero en traslados, además de darte la comodidad de hacerlo a tu ritmo, y cuando quieras, lo cual te convertiría en un autodidacta.

Si tienes dudas sobre la eficacia de esta modalidad de estudios, te recomendamos que leas uno de nuestros posts anteriores en donde hablamos sobre los grandes beneficios de la educación en línea, en cuyo caso pueden brindarte un gran ventaja competitiva a nivel profesional.

10 ventajas de trabajar y estudiar a la vez

Queremos que te animes a trabajar y estudiar a la vez, porque es un reto que te llevará a crecer, a mejorar tus habilidades de gestión personal, a ser más responsable contigo. Si tienes la oportunidad, no la desperdicies, porque puede ser una puerta de entrada al área en la que quieres desarrollarte.

Pagarás tus estudios

¡Esta es una de las razones principales por las que muchos se animan a trabajar y estudiar a la vez! Incluso, hay quienes por trabajos de medio tiempo en los campus universitarios, reciben como remuneración la exoneración del pago de matrículas.

La sensación de libertad que genera el poder costear nuestra matrícula es realmente gratificante y motivadora para continuar aportando en nuestro puesto laboral, independientemente de lo que estemos ejerciendo. Además, recuerda algo: el tiempo pasa rápido.

Podrás ahorrar

Todas las personas deseamos tener el suficiente poder adquisitivo como para poder guardar dinero. Quien logre estudiar, mantenerse y ahorrar dinero, podrá disfrutar a futuro del fruto de su propio trabajo y seguir planificando metas a posteriori como viajes, emprendimientos y afines.

Administrarás tu tiempo

Por supuesto, cuando puedes trabajar y estudiar a la vez entonces te conviertes en una persona responsable, capaz de diseñar un método propio de organización que le ayudará a cumplir con las tareas. Este tema es incluso relevante para que puedas compartir con tu familia y amigos.

Desarrollarás tu disciplina

Al depender de ti, podrás aprender a dividir mejor tu tiempo, sino que te convertirás en una persona con buen rendimiento académico y laboral, serás alguien más ordenado, con proactividad y que sabe enfocarse para llevar a buen término cada proyecto personal.

Esto se logra gracias a la práctica de una buena toma de decisiones y de tu propio sistema de reglas que crearás para mantenerte por el carril de la responsabilidad. Este proceso se irá generando de manera paulatina, y sin que lo notes casi será parte de tu vida para siempre.

Obtendrás experiencia laboral en tu área

Se sabe que trabajar 8 horas y estudiar no son lo mismo, porque la teoría y la práctica suelen diferenciarse de muchísimas maneras. Lo que aprendas en clases siempre se diferenciará de la experiencia adquirida en la ejecución de tu profesión. Aunque sean prácticas no remuneradas, valdrán oro para ti.

Mejorarás tu currículum

El conocimiento técnico es la base principal de una carrera, pero lo que más habla de lo que sabes hacer es tu experiencia laboral, la cual es tan ansiada por millones de jóvenes recién egresados a los que, paradójicamente, se les niegan oportunidades de desarrollo profesional.

Aprenderás a adaptarte a los cambios

La gestión del cambio es una de las habilidades más valoradas hoy, porque empuja a las personas a resolver ante los dilemas y retos que tengan por delante. Poder aprenderlo desde joven creará en ti las aptitudes que necesitas para trabajar y estudiar en el extranjero, si así lo decides en algún punto.

Crearás tu propia red de contactos

Si puedes trabajar y estudiar a la vez estás ampliando tus círculos sociales, lo que irremediablemente te llevará a conocer a personas o dar con empresas que puedan requerir de tus servicios o ser tú el trampolín para conectar con otras personas u organismos a los que, de otra manera, les hubiera sido difícil.

Tu título te brindará mejoras salariales

¿Quién no desea obtener un mejor sueldo? ¿O incluso ganar la posibilidad de trabajar y estudiar en el extranjero? Se sabe de carreras que generan ciertas demandas a nivel mundial por la escasez de sus profesionales y que por ende, llevará a quienes obtengan tales credenciales a obtener un mejor nivel de vida.

Elevarás tu autoestima

Aunque el problema de trabajar y estudiar sea que hay que tener cuidado en no recargarse o dejar que uno u otro le desborde, es realmente gratificante sentir que somos independientes, lo que aumentará tu autoconfianza y te llevará a mejorar la imagen que tienes de ti.
Infografia sobre trabajar y estudiar a la vez mundana

Conclusiones finales sobre cómo trabajar y estudiar a la vez

Colin Powell, político estadounidense, suele decir que: “No hay ningún secreto para el éxito. Es el resultado de la preparación, el trabajo y aprender del fracaso”, lo que bien puede aplicarse a esos estudiantes que desean forjar una buena carrera profesional, apoyándose en el trabajo.

Si te lo propones puedes trabajar y estudiar a la vez. Sabemos que esta ardua labor puede demandar que dejes de lado ciertas actividades o que no te encuentres siempre disponible para tus amistades y seres queridos, pero créenos cuando te decimos que valdrá la pena.

Los conocimientos se renuevan constantemente y por eso debemos mantenernos actualizados a nivel escolar, ¿o por qué no? atrevernos a cambiar de rama. Aprovecha las bondades del internet para sacarle partido a la gran ventaja de estudiar en línea.

Revisa la oferta académica que nuestra plataforma de Mundana trae para ti y regálate la oportunidad de seguir adquiriendo conocimientos a solo un clic de distancia. El curro ya no es excusa para no aprender. Atrévete a dar un paso al frente en pro de tu futuro profesional.