10 consejos que puedes usar para saber qué estudiar

Por Mundana.

¿Estás terminando el bachillerato y aún tienes dudas sobre tu futuro profesional? Aunque saber qué estudiar puede resolverse muy fácilmente con practicar algún test vocacional, la verdad es que esta decisión debe tomarse con conciencia, para evitar dar saltos de facultad en facultad.

Puede que cuando indagues para saber qué estudiar encuentres con que elegir carrera sea difícil para ti por dos razones: la primera, porque hay varias opciones que te parecen atractivas o, por justamente lo contrario; ninguna de las ofertas es de tu agrado.

En cualquiera de los dos casos, deja de pegarte contra la lista de carreras para estudiar. El proceso de encontrar tu vocación profesional no es una línea recta, pero además de ello, hay que reconocer que la reinvención es parte de la vida. Pero de eso hablaremos más adelante.

Descubre tu carrera o profesión gracias a cualquiera de tus pasatiempos favoritos. Así es. Si quieres saber qué estudiar debes comenzar por un profundo proceso de autoconocimiento, guiado por algunas de las prácticas que encontrarás a continuación.

10 consejos que puedes usar para saber qué estudiar

¿Qué hacer cuando no sabes qué estudiar?

Primeramente, vamos a calmarnos. El desespero puede empujarte a tomar una decisión errada. Si eres de los que dice: no he elegido carrera porque no sé qué estudiar, llegaste al lugar ideal para despejar tus dudas y a conocerte mejor. Puedes empezar con tres simple pasos:

Ten calma

El proceso de elegir carrera puede ser un tiempo de confusión, de miedos y de mucha ansiedad. Hay personas que seguramente lo tienen más claro. Cada uno tiene sus tiempos, sus espacios. En vez de comerte la cabeza pensando “no sé qué estudiar”, comienza a pensar en esas actividades que te gustan.

Toda persona que intenta saber qué estudiar, debe hacerlo pensando en sí misma, en las actividades que disfruta hacer o en aquellas que le llaman la atención. Evita dejarte llevar por títulos o por lo que escogen tus amigos, al final del día, serás tú quien asistirá a clases y debes disfrutarlo.

Para no caer en la procrastinación en los estudios es importante ser disciplinado, pero también debemos sentirnos altamente motivados. Si nos dedicamos a estudiar algo que no nos gusta, el camino para el aprendizaje será tumultuoso y mucho más agotador de lo que ya es.

Analiza desde tu realidad

Descubre tu carrera pero también lleva el tema a la práctica según tus condiciones. ¿Debes mudarte de ciudad? ¿Qué tan costoso es el gasto en pasaje o las residencias estudiantiles? ¿Existen opciones de trabajo? ¿Puedes costear tú o tus padres la carrera? 

Ten presente que hoy cuentas con una gran ventaja: puedes disfrutar de los beneficios del aprendizaje online, por lo que existen muchísimas opciones tanto para carreras de pregrado, posgrado y cursos técnicos que puedes aprovechar para estudiar sin tener que salir de casa.

Como ves, para saber qué estudiar necesitarás ver el panorama general, además de investigar en ti lo que te apasiona, tomar este tipo de decisiones requiere conocer las variables que entran en contacto con la realidad individual de cada uno.

Investiga las universidades de tu interés

Puede que recurras o no a un test vocacional para aclarar tus dudas, pero lo que no puedes dejar de hacer es conocer las diferentes universidades, colegios o academias en las que se imparte lo que deseas aprender, así como también deberás invertir un poco de tu tiempo en buscar referencias testimoniales.

Muchas universidades ofrecen recorridos virtuales por los campus, ¡aprovéchalos! Ten presente siempre que además de saber qué estudiar, debes conocer el contexto en el cual te movilizarás, porque durante los próximos dos, tres, cinco años o más, esa será tu nueva casa.

Si quieres saber qué estudiar y dónde, también es recomendable que converses con alguna persona egresada de la carrera e institución en la cual quieres ingresar, para que tengas una idea mucho más clara de los retos que tendrás por delante y de si realmente te gusta la idea.

¿Cómo saber qué estudiar?

Sí, sabemos que debes estar preguntándote ¿cómo saber qué estudiar si no me gusta nada? Ya te dijimos que agobiarse no va a traer nada positivo, y segundo; lo primordial es que contestes: ¿qué me inspira a aprender? ¿Qué me motivaría a hacer para trabajar? ¿Puedo vivir de ello?

Por otro lado, cuando estás intentando saber qué estudiar, tienes que olvidarte de escoger alguna carrera que consideres que es “fácil” y que te llevará a ganar dinero “rápidamente”, porque te convertirías en un profesional mediocre y poco ético. Elige siempre pensando en ti.

En caso de que no sientas que tienes la preparación suficiente para elegir y tienes la posibilidad de hacerlo, puedes decantarte por tomar un año sabático para que aprendas otro idioma, tomar cursos más cortos, es decir; puedas crear un rumbo para tu futuro profesional.

Saber que quiero estudiar

Mitos sobre cómo saber qué estudiar

Toda persona que está en camino de saber qué estudiar, a menudo escucha o repite una serie de falsas creencias sobre la vocación profesional que queremos derrumbar, porque lejos de ayudar, terminan por ahogar a los estudiantes en un vaso de agua. Estas son las más populares:

Algunos nacen con vocación para una profesión específica

Falso. Desde pequeños vamos mostrando intereses e inquietudes que con los años pueden continuar fortaleciéndose o simplemente cambiar, porque las vocaciones cambian y nadie nace con una idea preconcebida de lo que quiere estudiar, así que es muy normal que no sepas a qué dedicarte.

El orientador o psicólogo sabe lo que me conviene estudiar

Falso. Como su nombre lo indica, esta persona puede brindarte una guía de acuerdo a una entrevista contigo y la práctica de un test psicológico para saber qué carrera estudiar, mas sin embargo; el único que tiene la última palabra eres tú, pues el orientador solo te ayudará a ver tus habilidades.

Mis padres saben lo que me conviene estudiar

Falso. Tus padres o representantes quieren lo mejor para ti, eso es verdad, pero ellos no deben escoger tu profesión. Si tienen dudas sobre tu decisión, siempre será buena idea que miren contigo las ofertas académicas y entre todos puedan ayudarte a descartar opciones.

Es una decisión de por vida

Falso. Es una decisión importante, pero no va a definir tu vida. Puedes estudiar una carrera y con el tiempo cambiar de nada o dedicarte a una profesión que puedas aprender fuera de la universidad. Vivimos en tiempos de flexibilidad, en donde nadie nadie trabaja 30 años en una empresa y se retira.

Quien cambia de carrera es un fracasado

Falso. Como ya te explicamos en el punto anterior, es completamente normal que las personas decidan cambiar el rumbo profesional en cualquier etapa de sus vidas. Además, muchos deciden volver a estudiar y utilizan las plataformas de educación online para poder practicar el autoaprendizaje.

Una carrera técnica o tercerizada es menos prestigiosa

Falso. Las carreras tercerizadas son muy respetadas. La diferencia está en que además de durar dos o tres años, están enfocadas en resolver puntualmente las necesidades y requerimientos del mercado laboral, mientras que las carreras largas están más enfocadas en la investigación.

Hay que elegir una carrera que genere mucho dinero.

Aunque el dinero puede ser un punto de inflexión clave, si la ganancia monetaria es la base por la cual estarás eligiendo una profesión, no estás decidiendo de forma acertada, porque con el tiempo puede que nunca termines de sentirte complacido con tu trabajo.

Es verdad que muchas carreras suelen apuntar a sueldos y salarios más amplios, y aunque no está mal pensar de una vez cuál podría ser tu nivel de ingresos económicos, ten en cuenta que lo importante es hacer que tu proyecto de vida vaya de la mano con tu ejercicio profesional.

10 consejos para saber qué estudiar

Entonces, ¿cómo saber qué quiero estudiar? No te sientas mal por este momento de confusión: es completamente normal que aún tengas tus ideas poco claras al respecto. Para que tengas en claro qué hacer para encontrar una opción acorde a ti, toma en cuenta estos diez puntos:

Practica el autoconocimiento

Cuando alguien quiere saber qué estudiar, necesita comenzar a indagar en aquellas actividades que le generan placer o alguna actividad que aunque no la haya practicado, le inspira o llama mucho la atención. ¿Eres una persona de cálculos matemáticos o alguien con inclinación hacia las letras?

¿Te gusta estudiar el comportamiento humano? Piensa en esas materias que disfrutaste a lo largo de tu bachillerato o en el colegio, ¿te ves ejerciendo esa actividad a nivel profesional? Elige siempre pensando en lo que te gusta a ti, y no por lo que hayan escogido tus amigos.

Deja de compararte

Es cierto que muchas personas creen saber qué estudiar con cierta facilidad, eso no les hace más especiales. Ten en claro que cada quien tiene sus tiempos y sus modos, y tú eres alguien completamente diferente, con otros intereses. Lo importante es que te conozcas y tomes una decisión acertada.

Imagina el trago amargo que te supondría el hecho de ingresar en una carrera en la que no te sientes contento. Ojo, no pasa nada si te equivocas, lo importante es rectificar, pero ¿no crees que sería mucho mejor que tomes una decisión tan importante después de haberlo meditado bien?

Haz una lista de carreras que te llamen la atención

Aunque en tu cabeza esté sonando el disco “no sé qué estudiar”, lo mejor será poner manos a la obra. Toma papel y lápiz, o abre un archivo en tu computadora, ve a tu buscador de internet favorito e indaga en las listas de carreras y profesiones que ofrecen en tu país.

Si deseas saber qué estudiar lo mejor será que te tomes tu tiempo, anotes aquellas carreras cuyas referencias te llamen la atención. Quizás este trabajo te tome un par de semanas o meses, pero tendrás mucho más clara y precisa de qué hacer, si pones en práctica el siguiente punto.

Analiza las ofertas y demandas de los cursos

Una vez que tengas la lista de carreras para estudiar, llega el momento de ir descartando opciones. Fíjate en las casas de estudio en las que imparten la carrera o el curso técnico, sus métodos de ingreso, y también investiga si debes mudarte de ciudad o si puedes estudiar online.

Recuerda que además de contestar el cómo saber qué estudiar si no me gusta nada, también debes ser realista en cuanto a tus posibilidades para aprender tal profesión. Tu mejor opción debe ser aquella que además de cumplir con tus expectativas, te lo permitan tus posibilidades económicas y geográficas.

Por supuesto, aunque la enseñanza online no está disponible en todas partes del mundo, no dudamos que en un futuro sea la clave para generar una educación inclusiva y económica para muchas personas. Si tienes buena conexión a internet no descartes aprender por este medio.

Mira el pénsum académico

Otra manera de ayudarte a saber qué estudiar es mirando los contenidos programáticos de las carreras que te llaman la atención. Aunque un título universitario suene rimbombante, puede que las materias que deberás cursar para obtenerlo no sean de tu agrado.

Puede que al mirar lo que vas a aprender allí te motives o no te parezca tan emocionante. Además, así podrás enterarte si la institución en donde la dictan ofrece prácticas profesionales, si estudiarás en la modalidad de semestres o de manera anual y cómo son las evaluaciones. Todo suma.

Contacta con algún estudiante o egresado de la carrera

Otra manera que puede ayudarte a saber qué estudiar es conversando con alguien que ya haya estudiado esa profesión y preferiblemente, egresado de la misma universidad. Para que no te olvides de nada importante, puedes hacer una lista de preguntas con las dudas que tengas al respecto.

Puede que la experiencia de un estudiante actual no sea la misma de alguien que ya tiene un tiempo graduado. Probablemente el pénsum y las metodologías de enseñanza hayan cambiado, además de que ambos tendrán distintas visiones.

Busca orientación vocacional

Esta es una de las opciones más comunes para todos aquellos aspirantes que desean saber qué estudiar. Un especialista en psicología o guía vocacional cuenta con una serie de técnicas y herramientas que te permitirán tener una idea de aquello en lo que podrías ser bueno.

Sin embargo, ten en cuenta que si yo busco ayuda profesional porque no sé qué estudiar y esa persona me ofrece una serie de opciones para descartar, la decisión final será única y exclusivamente mía. Esa persona no está facultada a decidir por ti.

Analiza tus fortalezas y debilidades

Aunque un test psicológico para saber qué carrera estudiar es una muy buena opción, si empiezas a conocerte como te hemos recomendado al inicio de este listado, podrás empezar a reconocer por ti tanto tus virtudes, como aquellas cosas en las que no eres tan consistente o fallas.

Solo de esta manera podrás saber qué estudiar con mayor precisión, así que anímate a crear tu propio análisis DOFA personal, en el que anotes tus debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas para que puedas seguir descartando opciones de tu lista, hasta dar con la más idónea para ti.

Visualízate ejerciendo cada posible opción

Una de las maneras de reconocer cómo saber qué quiero estudiar es visualizándome ejerciendo esa profesión. Te recomendamos que tomes tu pequeña lista y hagas el pequeño ejercicio mental de proyectarte en ello. Pregúntate: ¿me siento bien trabajando en ello? ¿Me va la profesión?

Este es un ejercicio que puede parecer muy divertido y que puedes seguir practicando, incluso después de haber ingresado en la carrera, con el fin de motivarte a seguir estudiando. Recuerda que estar en la universidad puede ser un proceso agotador, así que deberás aprender a incentivarte.

Investiga sobre tu campo laboral

Por supuesto, para saber qué estudiar debemos pensar en un tema sumamente importante, y la razón por la cual queremos ejercer esa profesión: ¿cómo sería nuestro campo laboral? ¿Tal carrera tiene mucha demanda o por el contrario, a sus egresados les cuesta ejercer? ¿Cómo son los sueldos?

Responder tales dudas te ayudará a despejar incógnitas. Solamente ten en cuenta que por muy alto que sea un salario, también cuenta muchísimo el nivel de satisfacción personal y tu propia motivación. Hay personas que son felices siendo carpinteros, y no cambiarían su profesión por un doctorado.

Infografia sobre saber que estudiar

Conclusiones finales sobre cómo saber qué estudiar

Saber qué estudiar no tiene por qué convertirse en un dolor de cabeza. Sí, sabemos que seguro en casa te presionan porque estudies alguna carrera larga, pero ten en cuenta una vez más, que cada quien tiene sus propios tiempos y que este es un proceso sumamente personal.

Ni tus padres, representantes o seres queridos irán a la facultad por ti, ni mucho menos presentarán exámenes a tu nombre. Escoge pensando en qué te conviene, en qué te motiva y nosotros en Mundana queremos poner nuestro granito de arena en ello.

En nuestra sección de cursos tienes una preparación en selectividad express como una herramienta que queremos brindarte para que te prepares adecuadamente para tu proceso de ingreso universitario. Si tienes alguna duda puedes contactar con nuestro equipo. Estaremos felices de ayudarte.