Descubre los 12 mitos sobre el aprendizaje online

Por Mundana.

Decía Picasso que “Si hubiera una única verdad, no sería posible pintar cientos de cuadros sobre el mismo tema”. Lo mismo ocurre con las clases presenciales y su otra cara —la educación en línea—, por lo que se han generado una serie de mitos sobre el aprendizaje online y su eficiencia.

Las clases presenciales han sido la principal vía de enseñanza, pero no la única. A excepción de las ubicaciones geográficas a las que aún es difícil acceder a un entorno virtual de aprendizaje, o para ciertas instituciones a las que les cuesta adaptarse, hoy estudiar en línea es una gran alternativa para millones de estudiantes.

Muchos de estos mitos sobre el aprendizaje online son impulsados desde el desconocimiento de quienes ignoran cómo es estudiar en línea, pero también desde el propio miedo al cambio. Estamos ante un nuevo paradigma, y ya sabemos que a muchas personas les cuesta mirar nuevas perspectivas.

Tarde o temprano iba a llegar un nuevo sistema de gestión de aprendizaje, aunque quizás nadie esperaba su aplicación mundial abrupta en todos los entornos. Por esa razón, hemos recopilado los diez mitos de la educación virtual más resonados y sus respectivas realidades.

Descubre los 12 mitos sobre el aprendizaje online

Descubre los 12 mitos sobre el aprendizaje online

 

¿Qué es un mito en la educación?

Antes de comenzar a hablar sobre las preconcepciones que pueden tener las personas sobre la educación en línea, hay que señalar que nos referimos a un mito en la enseñanza como una idea sin basamento real, que genera ciertas expectativas positivas o negativas sobre cualquier ámbito académico.

Y es que a nivel popular, es muy común encontrar falsas creencias arraigadas en el subconsciente colectivo, acerca de ciertos temas que aunque hayan sido desmentidos científicamente, siguen ahí. Lo mismo ocurre con los mitos, prejuicios y realidades de la educación a distancia.

Por ejemplo, ¿cuántas veces has escuchado decir que una persona de cierta edad ya no puede estudiar? Lo peor es que hay muchísima gente que así lo cree, lo que les limita de ganar nuevas experiencias de vida. A esto nos referimos cuando hablamos de los mitos sobre el aprendizaje online.

Imagina entonces a un adulto promedio, entre 30 y 60 años que desea hacer cosas nuevas, aprender otro oficio, pero no se ve a sí mismo regresando a un aula de clases. Derribar los mitos de la educación a distancia ayudará a esa persona a estudiar nuevamente, además de obtener un aprendizaje óptimo y de calidad.

Y es que estos preceptos parecen tener sentido en nuestras mentes, aunque carezcan de respaldo académico. Les hacemos tan verosímiles que nos aferramos a ellas. Pero quien persiste, vence. Para derribar tantos los mitos de la educación virtual como cualquier otra idea errada, hay que confrontarlos con los hechos.

Como somos seres de hábitos y costumbres, estos mitos sobre el aprendizaje online tienen su respaldo en la asociación del estudio con actividades en comunidad, desde las primeras civilizaciones. De hecho, se sabe que nos motivamos más a aprender cuando lo hacemos en grupo.

Sin embargo, ese es uno de los mitos y realidades de la educación virtual que debemos trabajar, porque el aprendizaje vía internet también puede afianzarse en los grupos sociales, con el propósito de fijar los conocimientos, resolver dudas, además de generar lazos entre estudiantes y profesores.

Anteriormente, revisamos algunos de los beneficios de las clases online, pero ya que la enseñanza vía internet es relativamente nueva, es normal que existan ciertas ideas erradas de ello. Veamos un poco más al detalle de qué tratan los mitos de la educación a distancia y las razones por las cuales no son verdad.

Los 12 mitos sobre el aprendizaje online

Muchos de ellos se hicieron populares gracias a la pandemia en las conversaciones diarias. Probablemente, has escuchado o ayudado a difundir algunos de estos doce mitos sobre el aprendizaje online que más comúnmente las personas repiten.

La educación en línea es de baja calidad

Uno de los mitos en la educación virtual más populares. Se ancla usualmente en experiencias previas donde hubo un paupérrimo manejo de las herramientas digitales, producto de la ausencia de nuevas estrategias de aprendizaje frente a las metodologías clásicas de las clases presenciales.

Hechos: La enseñanza online tiene sus características propias. La realidad es que existen experiencias de aprendizaje buenas y malas, tanto en el caso de las plataformas digitales, como en las academias presenciales, porque la calidad no tiene nada que ver con la modalidad de estudios.

En Mundana contamos con educadores profesionales con años de experiencia en las aulas de clases del grupo Montaigne, quienes se han preparado para impartir sus cursos a través de nuestra plataforma online con la misma calidad que en presencial, pero con un protocolo de enseñanza enraizado en el aula virtual.

Las clases con sistema de gestión de aprendizaje digital son de tiempo ilimitado

Es parte de los mitos de la educación virtual que se escuchan con frecuencia por desconocimiento, porque existen plataformas de contenido en tutoriales que así lo permiten, además de que cuando se estudia de manera online hay flexibilidad, pero deberás ser consciente desde un principio de lo que abarca tu curso.

Hechos: Por lo general, aunque exista un material previamente grabado y los alumnos puedan revisarlo en el horario que deseen, suelen marcarse fechas límites tanto para el acceso al mismo, como para la revisión del material de apoyo y de las entregas de actividades.

En el caso de Mundana, te haremos saber desde un principio cuáles son las condiciones del mismo, el contenido programático y las fechas de entrega de las evaluaciones (en el caso de calificar) nuestro material pregrabado, pero también algunos encuentros por videoconferencias.

Educación en línea es sinónimo de facilismo

Este es uno de los mitos sobre el aprendizaje online que suele asociarse a la baja calidad en los contenidos de cursos en plataformas digitales, pues se piensa que no requieren mayor esfuerzo ya que solo bastaría con matricularse y mantenerse en un perfil pasivo, por solo ver videos.

Hechos: A diferencia de las clases presenciales, donde el alumnado está sentado por horas escuchando pasivamente y teniendo poca o nula participación, los cursos online requieren de la interacción. El estudiante es el protagonista, por lo que deberá cumplir las asignaciones personales y grupales para avanzar.

En nuestra plataforma de aprendizaje online, Mundana, nos encargamos de desmontar este y el resto de mitos sobre el aprendizaje online, gracias a la realización continua de actividades que forman parte de nuestro protocolo de enseñanza, además de fomentar el contacto entre estudiantes.

El entorno virtual de aprendizaje es para autodidactas

Desde hace muchísimos años, existía la modalidad de cursos a distancia, sin embargo; las clases online no necesariamente están hechas para personas que quieran aprender en solitario. De hecho, gracias al internet, el proceso autodidacta se enmarca dentro de una comunidad de internautas que buscan el mismo fin.

Hechos: este punto de los mitos sobre el aprendizaje online se basa en creer que las clases digitales son sistemas donde los estudiantes están aislados, cuando la realidad es que bajo esta modalidad la comunicación es sincrónica y asincrónica, lo que genera mayor interacción y participación entre las personas.

Quienes han participado en los seminarios y cursos de Mundana, saben que esta clase de mitos sobre el aprendizaje online están completamente desmontados, ya que solemos basar nuestras actividades en ambos sistemas temporales cuando así se requiera, además de ofrecer tutorías vía Internet.

Nadie reconoce el aval de las credenciales académicas online

Entre los mitos, prejuicios y realidades de la educación a distancia  conglomerados alrededor de la creencia de baja calidad y que se replican para descalificar este sistema de estudios, se habla de que muchos reclutadores descartan a los postulantes que hayan realizado cursos online.

Hechos: es completamente falso. Las universidades y academias de prestigio a nivel global tienen gran variedad de clases online y sus estudiantes se encuentran en todas partes del globo. Por tanto, queda como otro de los mitos sobre el aprendizaje online esa idea de ser descalificado de un empleo por ello.

Lo único que es cierto es que ni siquiera las clases presenciales pueden asegurar que te recluten. Sin embargo, para nadie es un secreto que contar con el aval de una institución de prestigio, independientemente de la modalidad de estudios, sí puede hacer resaltar tu perfil.

Por esta razón, en Mundana contamos con el respaldo institucional del equipo académico del Grupo Montaigne, que cuenta con más de 30 años ininterrumpidos formando a los niños y jóvenes en España, en nuestras respectivas sedes institucionales en Sevilla.

El anonimato es otro de los mitos sobre el aprendizaje online

Se cree que por estar anclado en las tecnologías de la información y que el internet permite esconder la verdadera identidad de quienes están tras las pantallas, los estudiantes no tienen voz ni rostro en los cursos académicos online. Evidentemente este es uno más de los mitos sobre el aprendizaje online.

Hechos: a menos que estemos hablando de un tutorial cargado en una plataforma abierta de videos, donde la información puede darse de manera unidireccional, es imposible ser anónimo en una academia educativa digital, no solo por el manejo de datos fiscales, sino porque se basa en la interacción con contenidos.

Lo que sí es verdad —a pesar de que suele generar desinformación como cualquiera de los mitos sobre el aprendizaje online— es que para quienes son tímidos en participar de los encuentros por videoconferencias, suelen encontrar cierta comodidad en el intercambio informativo y proyectos en grupo.

Por ejemplo, nuestros cursos de Mundana fomentan la interacción entre grupos, ya que cuentan con una serie de medios por donde nuestros estudiantes pueden agregar contenido de valor con sus debates en foros, además de mantenerse en contacto constantemente con sus profesores.

Es solo para adultos

Esta concepción errada está muy unida a los anteriores mitos sobre el aprendizaje online sobre la pobre comunicación en las plataformas educativas por internet y el bajo nivel de socialización, y que en consecuencia; tales limitaciones solo pueden ser manejadas por adultos que solo buscan aprender temas específicos.

Hechos: los nativos tecnológicos son los primeros en desmentir los mitos sobre el aprendizaje online. Una buena porción de la juventud actual sabe desenvolverse utilizando artefactos electrónicos desde que nacieron, por lo que para ellos es muy común crear interacciones sociales por tales medios.

En Mundana contamos con más de 10 años de experiencia en dar clases online para personas de todas las edades. Nuestro staff pedagógico está dedicado a desarrollar estrategias para que el aprendizaje y la comunicación sean lo más asertivas posibles, y concorde con las edades de nuestros estudiantes.

Requiere grandes habilidades tecnológicas

Algunas personas, quizás por su propia inexperiencia con las herramientas de comunicación digital, piensan que para aprovechar el potencial de las clases por internet, necesitan de un alto nivel de manejo de las TIC y que por tanto, a diferencia de la creencia anterior, usualmente los más jóvenes son expertos en ello.

Hechos: ya que estamos hablando de los mitos y realidades de la educación virtual, hay que decir que el manejo tecnológico es cada vez más simple. Las aplicaciones e interfaces son cada vez más intuitivas y amigables, lo que facilita el proceso para las personas alfabetizas.

Si quieres ser nuestro estudiante en Mundana, pero crees en este y otros de los mitos sobre el aprendizaje online, no te preocupes. Al inscribirte te daremos una breve introducción sobre cómo desenvolverte en la plataforma, además de que nuestro equipo técnico y de profesores está listo para aclarar tus dudas.

Carece de acompañamiento o tutoría

Como buena parte de los mitos sobre el aprendizaje online giran en torno a la idea de ser autodidactas, es normal que muchos piensen que al ingresar en el mundo de la educación virtual, se van a encontrar solos con un tutorial paso por paso, en el que nadie les guiará sin más.

Hechos: al contrario de lo que piensan quienes creen en los mitos sobre el aprendizaje online, las clases vía internet brindan un acompañamiento mucho mayor que el de las clases presenciales, gracias a que la tecnología facilita la comunicación entre profesores y alumnos.

Por esa razón, en Mundana estaremos junto a ti en todo momento, para ayudarte a resolver tus dudas a nivel técnico, pero también para que tus profesores asignados puedan aclarar de manera personal o gracias al debate en foros, en caso de que tú y tus compañeros no hayan comprendido los temas.

La despersonalización como parte de los mitos de la educación virtual

Este punto lo enmarcamos dentro de los mitos sobre el aprendizaje online porque si bien toda plataforma de estudios tiende a lo impersonal, no necesariamente significa que los estudiantes se mantengan aislados, o que no tengan con quien realizar las consultas respectivas sobre el tema que están aprendiendo.

Hechos: Aunque la despersonalización forme parte de los mitos sobre el aprendizaje online, ya hemos aclarado que el mundo virtual ofrece un mayor estrechamiento de las relaciones entre profesores y estudiantes, ya que las vías de comunicación son mucho más diversas.

En Mundana somos testigos de que gracias a la mensajería, así como los foros y chats de la plataforma, los alumnos se llegan a conocer mucho más entre sí, lo que les brinda una imagen mucho más cercana, que les da mayor confianza para asimilar más y mejor los conocimientos.

Hay temas que no se pueden aprender de manera online

¿Cuántas veces habrás escuchado decir entre los mitos sobre el aprendizaje online que el sistema no aplica para toda clase de contenidos? Lo que sucede es que los detractores de los estudios a distancia recrean en su mente muchas más limitaciones de las que en verdad existen.

Hechos: Desde hace más de una década, las plataformas digitales para la enseñanza han venido nutriendo a la educación básica, bachillerato y preparación universitaria, lo que ha llegado a impulsar una hibridez entre ambas modalidades de estudio. Por ello, ahora gozan de mayor confianza.

La verdad es que las barreras de los estudios por internet son menores que en los presenciales. El dilema está en los contextos en los que se aplican ambos, mas este tipo de mitos sobre el aprendizaje online tienden a mirar solo el vaso medio vacío, a conveniencia. ¿Por qué?

Supongamos que una persona quiere aprender a nadar. En este caso, una clase online no es factible, así como tampoco sería funcional que esta persona vaya a un salón de clases presencial, cuando lo lógico es que lo haga en el ambiente adecuado para ello, como una piscina o el mar.

Está lejos de ser el futuro académico del mundo

¿Sabías que existen todavía escépticos sobre las grandes posibilidades de las plataformas educativas en internet? Pues sí, entre los grandes mitos sobre el aprendizaje online existe uno creado por quienes aún no conciben estudiar a distancia como un método fáctico.

Hechos: Vivimos en tiempos en los que la tecnología ha impactado considerablemente nuestra manera de vivir y de comunicarnos. De hecho, hoy se apuesta por democratizar e impulsar a la educación inclusiva, porque la habilidad para generar conocimiento es más relevante que poseerlo.

Las plataformas de estudio online son la base para que ello ocurra. Así que después de todo lo que hasta ahora hemos explicado con respecto a dichos mitos sobre el aprendizaje online, esperamos que no dudes de que el internet sí es el futuro de la educación.

Conclusiones finales de los mitos sobre el aprendizaje online

Debemos aprender que tras todos estos mitos de la educación virtual, existe un profundo temor por el cambio. Pero los tiempos ya no son lo mismo. Hay que prepararse para aprender a desaprender, porque los conocimientos cada vez se hacen más obsoletos en menos tiempos.

Para derribar cada uno de los mitos en la educación virtual, es necesario cuestionar la manera en la que hasta ahora hemos estado adquiriendo conocimientos. Hay que ir más allá de la típica propuesta de enseñanza presencial, porque se ha abierto un nuevo frente de conocimientos.

Afirmar que la modalidad virtual todo lo puede es un tanto descabellado, pero también lo es pensarlo de las clases presenciales, porque el aprendizaje requiere de un trasfondo adecuado. Destrabar la falsedad de los mitos sobre el aprendizaje online es importante para ampliar el abanico de posibilidades.

Empero, la educación vía internet genera mayores recursos que la opción ordinaria de un salón de clases, lo que debe traducirse en mejores resultados. Te invitamos a que mires la serie de cursos que Mundana trae para ti. Sumérgete en esta experiencia de aprendizaje, que estaremos encantados de guiarte en ello.